Samuel de Ramá
Datos personales
Nacimiento 1100 a.C
Ramá
Familia
Padres Elcana
Ana
Hijos Joel
Abiya
Abuelos Jerojam
Características
Ocupación Juez
Profeta
Líder militar
Nacionalidad Israelita
Tribu Efraín
Religión Judaísmo
Raza Semita

Samuel de Ramá fue un profeta hebreo, líder militar y último juez de Israel.

Biografía

Samuel pertenecía a la Tribu de Efrain, era hijo de Elcana y Ana, dos israelitas muy creyentes, y nace aproximadamente en el año 1100 a. C. en Ramá. Su madre, era estéril porlo que la otra esposa de su marido la humillaba continuamente, y obtuvo milagrosamente un hijo al que llamó Samuel y consagró a Yavé, dejándolo en el Santuario de Silo al cuidado del sacerdote Elí [1]; regaló al templo un novillo de tres años, harina y una vasija de vino y entonó un hermoso himno.

Samuel cuando era niño se quedaba cada noche a dormir en el Santuario para cuidarlo. Yavé lo llamó tres veces, en las dos primeras creyó que era Elí y fue con él y en la última, aconsejado por el sacerdote, dijo que ahí estaba. Yavé le anunció el castigo a la familia de Elí y el robo del Arca de la Alianza.

Los filisteos atacaron a Israel y mataron a los hijos de Elí y se robaron el Arca que ellos llevaron a la batalla. Cuando un mensajero le contó a Elí lo sucedido, el anciano se cayó de su silla y se desnucó. Los filisteos devolvieron el Arca despiés de su odisea con ella y hubo paz.[2]

En el año 1020 a. C., Samuel eligió al primer rey de los israelitas, Saúl, quien gobernó el Reino de Israel durante el período de la monarquía unida, siendo predecesor de David.[1]

Samuel juzgó a Israel todos los días de su vida y tras su muerte todo Israel lo lamentaba. Fue enterrado en Ramá.[2]

La Iglesia Católica lo conmemora el 6 de abril.

Tradición judía

En la tradición judía tiene un gran peso, al punto que el Talmud llega a decir que este profeta valía tanto como Moisés y Aarón. Según dicha tradición, luego de la muerte de Moisés y Josué, sucedió una confusión en cuanto a ciertas leyes, en especial concerniendo a la prohibición del matrimonio entre amonitas, moabitas e israelitas. Este problema lo resolvió el profeta Samuel, ya que tenía la autoridad suficiente, con la siguiente oración: amonita varón mas no amonita mujer, moabita varón mas no moabita mujer. Es decir, que, dado que el versículo bíblico que prohíbe la mezcolanza entre moabitas, amonitas e israelitas sólo menciona a los varones, excluye a las mujeres amonitas y moabitas de la prohibición, permitiéndoles contraer matrimonio con los judíos.[1]

Referencia

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.