Jonatán
Datos personales
Familia
Padres Guersón
Abuelos Moisés y Séfora
Características
Ocupación Sacedote
Nacionalidad Israelita
Tribu Leví
Religión Paganismo
Raza Semita

Jonatán, hijo de Guersón, fue el primer sacerdote del culto idólatra de la tribu de Dan.

Biografía

Era un levita, hijo de Guersón y nieto de Moisés y Séfora.

Guersón había nacido casi al final de los tiempos de su padre como pastor en Madián. Él y su hermano eran muy jóvenes cuando comenzaron el viaje hacia Egipto con su madre Séfora y su padre. Como hijo de Moisés, habría honrado a su padre al oír la palabra de Yavé desde la tienda de reunión. Después de cumplir los treinta, comenzaría sus deberes en el tabernáculo. Aparentemente, esperaría hasta su jubilación a los cincuenta para casarse y formar una familia como un "anciano" en la nueva tierra.

Jonatán nacería en algún momento en la época de los jueces. Dada su genealogía, Jonatán habría nacido poco después de la muerte de Josué alrededor del 1350 a. C. El joven Jonatán había oído del gran general Josué. Sin embargo, el líder de las tribus cuando creció era muy probablemente Otoniel, el sobrino de Caleb, un poderoso soldado del ejército de Josué. Sin embargo, la influencia del sacerdocio en Siló no llegó muy lejos en aquellos días. Mientras los jueces hacían sus misiones, la mayoría de la gente vivía según sus propias reglas.

Los levitas fueron llamados a servir en las ciudades de las tribus, sin tierra propia, excepto en las granjas fuera de la ciudad. Jonatán vivió y sirvió en la ciudad de Belén, en Judá. Aunque los levitas debían ser atendidos por las ciudades a las que servían, Jonatán buscaba un lugar mejor. En el camino de Belén a Siló, se encontró con Micá, un líder de la tribu de Efraín. El hombre le pidió un arreglo ilegal, convertirse en un sacerdote privado con un salario de diez piezas de plata por año, así como alojamiento y comida. Esto llevaría a un deber privado en una casa efraimita antes de seguir lo que parecía ser una mejor oportunidad en la reubicada tribu de Dan.

Durante un tiempo, esto funcionó bien, porque Jonathan se desempeñó como asesor espiritual de una familia disfuncional. Sin embargo, algún tiempo después, los jefes de la tribu de Dan enviaron cinco espías para encontrar un lugar donde asentarse. Aunque les habían asignado mucha tierra en las tierras bajas de Canaán, no habían podido asegurarla. Un ejército de 600 hombres se preparó para tomar cualquier cosa fácil de encontrar. En su camino hacia el objetivo, una ciudad indefensa y pacífica fuera de los límites de la tierra dada, los espías encontraron la casa de Micá.

Jonatán hizo el papel de un sacerdote, orando por ellos a los ídolos usando una prenda ceremonial llamada efod y les dio una bendición por su viaje. Los espías trajeron el ejército con ellos cuando regresaron a la casa de Micá. Por la fuerza, tomaron todo de valor espiritual, incluido Jonatán, y destruyeron con éxito Lais, en el extremo norte, renombrando a la ciudad Dan. Jonathan se convirtió en el sumo sacerdote de una nueva religión en Dan. Tendría hijos que ordenaría como sacerdotes.[1]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.