Abías de Judá

Abijam.jpg

Datos personales
Familia
Padres Roboam y Maacá
Características
Ocupación Rey
Nacionalidad Israelita
Tribu Judá
Religión Judaísmo
Raza Semita

Abías de Judá [1] fue el cuarto rey de la casa de David y el segundo del Reino de Judá. Era hijo de Roboam y Maacá, y reinó entre 915-913 a. C.

Biografía

Cuando Abías ascendió al trono volvieron las hostilidades con el Reino de Israel, regido por Jeroboam I, al que derrotó en el monte Semaráyim, acabando con su ejército e hiriéndolo y de esa manera ya no fue una amenaza, ya que murieron 500.000 soldados. Anexionó a Judá varias poblaciones. Selló una alianza con Tab-Rimmón de Damasco, y su acercamiento a los sirios marcó el inicio de sucesivas intervenciones de éstos en los asuntos internos de Israel y Judá.[2]

Con la ascensión de Abías al trono en el año 18 del rey Jeroboam I de Israel, las hostilidades entre los reinos del norte y del sur se reanudaron y la guerra se produjo. 800.000 guerreros de Jeroboam se pusieron en orden de batalla contra el ejército de 400.000 de Abías. Sin dejarse intimidar por luchar ante el doble de su ejército, Abías marcha al norte con el propósito de ganar a Israel para reino davídico.

Abías da un discurso apasionado, dirigiéndose al ejército de Jeroboam, en el cual condena su idolátrica adoración de becerros y les recuerda que la alianza del Señor con el rey David era un reino eterno, y que su nación bajo Jeroboam era ilegítima. Jeroboam hace caso omiso de la apelación de Abías y ataca al ejército de Abías, iniciando la batalla del Monte Semaraim. Una emboscada de Jeroboam fue frustrado providencialmente y medio millón de sus hombres fueron aniquilados.

Abías capturó las ciudades israelitas de Jesana, Efrón e incluso Betel. Aunque Abías se había apoyado en Yavé, pero continuó caminando en todos los pecados de su padre Roboam y permitió los lugares altos, los pilares sagrados e incluso los prostitutos sagrados.[3]

Una biografía más completa que la del libro de las crónicas fue escrita por el profeta Iddo, pero el texto se ha perdido. Abías tuvo catorce esposas y treinta y ocho hijos, 22 hijos y 16 hijas, y a su muerte fue enterrado junto a sus antepasados en Jerusalén. Fue sucedido por su hijo Asa.[2]

Comentarios

De acuerdo con el deuteronomista, Dios dio una lámpara en Jerusalén, levantando a un hijo para suceder a David (1 R 15:4). Así Yavé garantizó su promesa al rey David para estabilizar el reino de David a pesar de su gobernante. El Cronista también hace hincapié en la promesa de Yavé como se ve en el éxito de Abías contra todos los esfuerzos por Jeroboam para derrotarlo.

Dios dio el reino a David y a sus descendientes por un pacto de sal, es decir, de permanencia. Yavé decretó que toda la dinastía apóstata del rey Jeroboam fuera ejecutada.[3]

Referencias

  1. En hebreo Aviyam: "mi padre es el Señor"
  2. 2,0 2,1 Abías de Judá
  3. 3,0 3,1 Abijah of Judah
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.